lunes, 10 de marzo de 2008

Corporate

Además de los testigos, médicos y opinólogos en general, me gustaría escuchar la palabra sincera de alguna Cámara del Transporte Automotor y de la UTA.
Empresarios y sindicalistas. Muchos de los cuales se niegan a hacer los cambios pertinentes para evitar accidentes, aduciendo "costos" y "no podemos dejar compañeros en la calle por leyes mas severas".
El hombre pone el error humano, las corporaciones lo fomentan.

1 comentario:

Mumina dijo...

No hay comentario válido para esto,Bárbaro.
Solo hay angustia,miedo,indignación,pesar,dolor,más miedo,odio...