martes, 8 de septiembre de 2009

Charlemos con nuestros hijos

Me cuesta entender los razonamientos de algunos pediatras y pedagogos "dialoguistas", ésos que proponen dialogar y explicar en lugar de dar un chirlo.
Dialogo previsor con el niño:
"No metas nada en el enchufe porque te va a dar electricidad y si estás descalzo o alguna parte de tu cuerpo desprotegida o mojada, podés hacer descarga y lastimarte"
Dialogo post accidente:
"Ves, eso que sentiste son 220 voltios a 50 hertz pasando por el clavo insertado en el tomacorrientes que sostenías con la mano y yendo hacia la rodilla que se chamuscó al hacer - producto de los 10 amperes- Tierra con el piso, cosa que papá te avisó mil veces que iba a pasar"

¿así debo explicarle que no meta objetos en el enchufe a un niño de 2 años y su consecuencia?

¿Como van a comparar las recomendaciones que hace la Sociedad de Pediatría de EEUU!
Por empezar, allá hay estandarización de normas de seguridad por lo que si un pibe mete algo en el enchufe, salta la llave térmica/disyuntor del sector, siempre y cuando logre vencer la protección baby-safe. Y acá seguimos con los tapones (que como buenos vivos que somos, le pusimos un extra de pelitos de cobre para evitar que salten cuando arranca la heladera, el microondas y el lavarropas a la vez)....

Pero que pelotudos por Dios, ahora entiendo la caterva de padres imbecibilizados que hay y la cantidad de accidentes de niños evitables (y posteriores adolescentes desacatados y maleducados).
No digo que muelas a palos a tu hijo, pero un chirlito justo a tiempo sirve.

Los padres aún usan el "chirlo" para disciplinar a los chicos. (Clarin)

14 comentarios:

gallega dijo...

OPINO COMO TU,SIEMPRE SE LES HABLA PERO UN CHIRLO ES NECESARIO,MAS TE VALE QUE LLORE EL Y NO TU!!!!

Radio Bemba dijo...

cheee... esperate que acá tambien hay disyuntor, mi hermano es electricista, y en cada trabajo que hace pone uno en cada casa, no se si es obligatorio, pero si pagas un mango más al chabón que te viene a laburar a tu casa seguramente lo haga bien, ahora si queres economizar pone los tapones, que seguro saltan...
y si siempre es bueno un chirlo dado en su momento...
a mi sobri de 3 años, si fuera por mi lo mandaría a hacer el servicio militar no conozco otro ser más terrible que él...
jeje menos mal que no tengo hijos, pobres de ellos!!!

La candorosa dijo...

Como para no andar gastando saliva, desde siempre he tenido en casa disyuntor, eso sin contar que los toma corrientes fueron resguardados por muebles o tapones (esos que se venden para la ocasión, ¿vió?).

Además, siempre tuve la precaución de hablar con mis candoritos y aclararles que, tocar/hacer o intentar hacer ciertas cosas es peligroso, eso si... de no entenderse la primer explicación, hay una segunda y si alguno -a pesar de eso- quería seguir con la intentona, pues sencillo: un chirlo (o un revoleo de chancleta!!), ¡¡¡y a otra cosa mariposa!!!

Y ninguno de los dos salió traumado, eh!!!

Abrazazos!

M@bel_es_ Azul dijo...

Yo soy de la idea del chirlo a tiempo y con justa razón, no de la paliza vengadora y destructora. Algunas me miran horrorizadas cuando comento esto, pero podes ver alrededor de ellas a pequeños "raimundos" haciendo lo que se les "canta" a los 3 o 4 años. Esa es la edad justa de demostrar amor y disciplina al mismo tiempo. Te ahorrarán muchas lágrimas futuras.

Nomuchio dijo...

Pero Bar si se puede evitar no pagando la boleta deluz...para que un chirlo por dio!!!

DHA dijo...

Lo gracioso del titulo de la nota tira abajo cualquier consejo que quieran dar.

El Bárbaro dijo...

Gallega: bien ahí, eso me decían en casa!

Bemba: claro, a eso me refiero, a la falta de estandarización que es lo que permite que optes por cosas inseguras y mas baratas

Candor: si, creo eso que relatás pasa en la mayoría de los hogares, supongo. Yo no estoy tan traumado, y eso que mi vieja me molía a palos!...bueno, creo no estar...

Mabel: no por supuesto!!!! eso de las palizas vengadoras y canalizadoras de emociones que no tienen nada que ver con la familia son lo peorrrr. A veces cuesta separar los "pájaros volados" de uno, pero paliza, nunca.

Nomuchio: eeeesa! tambien evitaremos que se quemen con la hornalla si no pagamos la boletas del gas!

DHA: si, "disciplinar" parece atemporal....

El Mostro dijo...

¡Si señor! Yo no lo hubiera escrito mejor.
Es más, hacele poner la manita junto a la salamandra prendida para que se queme y nunca, nunca, nunca, vuelva a tocar.

Consejo mostro, ante la duda, pegale.

Un abrazo.

El Mostro dijo...

Es más, solo por este post, te adjunto al salon de la (in)fama mostra.

Saludos, ojota en mano.

maniática dijo...

esos psicólogos, pscopedagogos y pediatras en realidad están utilizando psicología reversa

con ustedes, bobos

les dicen de dialogar para que ustedes hagan lo contrario y los chicos crezcan traumados de los golpes y después vayan al psicólogo, psicopedagogo y pediatra para que ellos puedan culpar a alguien

a ustedes, bobos

Julia dijo...

A determinada edad, los niños no entienden palabras ni consejos, pero sí entienden los chirlos.
Un chirlo no es una paliza, no confundir.

Conozco muchos más niños psicoanalizados por falta de chirlos aplicados en el momento justo, que chicos que los han padecido.

El Bárbaro dijo...

Mostro: gracias. Espero portarme bien en el salón porque veo que es estricto....


Maniática: oiga, mi vieja me molía a palos un poco cada vez que un vecino tocaba el timbre y se quejaba que yo era "contestador" o que le había roto la huerta a pelotazos.
Sin embargo de grande hice autocrítica por lo que no le echo la culpa a mi madre, ¡si me portaba como el orto!
Conmigo, los trabajadores de la psiquis se cagan de hambre.

Julia: si, es eso! quizas ese es el problema, la confusión de paliza con chirlo.
Los pibes vienen maleducados por falta de chirlo, se ve en cualquier lado (en GPS, el programa de Graña, salen a menudo...)

maniática dijo...

óigame usted
si usted hace autocrítica y no crítica de la madre golpeadora, entonces usted es un mamengo
no hay otra explicación

uf

El Bárbaro dijo...

maniática: claro que la critico, si era de chirlo fácil.
Pero yo no me portaba bien.
Y no soy amigo de "hay que justificar todo".
Créame, yo era indócil.